Discussion:
¿Cómo fue vuestro primer contacto con el Spectrum?
(demasiado antiguo para responder)
Starbuck
2013-09-08 20:05:10 UTC
Permalink
Bueno, seguramente ya se habrá hablado de esto en este grupo o en algún
foro, pero como presentación personal y primer tema para ir reviviendo
esto creo que estaría bien contar cómo fue el momento en que sacásteis
el Spectrum de su caja y lo enchufásteis por primera vez a la tele.

En mi caso, la cosa se remontaría a unas navidades, en concreto las de
1984. Lo sé porque recuerdo llevaba una de mis primeras revistas sobre
Spectrum en la mano y en un bazar en donde vendía productos electrónicos
sonaba el tema de La Historia Interminable, de Limahl.

Hacía uno o dos años que le había echado el ojo a Sinclair, en concreto
a los ZX81 que ya habían empezado a llegar a España. En aquel bazar
había uno de ellos, pero yo ya pensaba en echarle el guate al ZX
Spectrum. De momento, me contentaba con leer todo cuanto podía sobre
ambas máquinas, compré un libro de programación BASIC para ZX81, y luego
un manual sobre Spectrum ¡sin tener ninguno de los dos ordenadores!

Pero no fue hasta las navidades de 1985 cuando mis padres accedieron a
comprarme el cacharro. Os podéis imaginar mi ilusión después de tanto
tiempo soñando, literalmente, con tener mi propio ZX Spectrum 48K.

Era sábado por la tarde cuando salimos mi padre y yo a por la máquina.
Todavía se pagaba en pesetas, y el precio, aunque asequible en
comparación con otros ordenadores, como el Commodore 64 o un MSX, no era
moco de pavo. Mi padre llevó el dinero en metálico (52.000 pesetas, creo
que eran) y pagó a tocateja un pack de ordenador y varios juegos de
PSION y Ultimate: Jetpac, Cookie, PSSST!, Checkered Flag, Flight
Simulator, Chess, Reversi, Backgammon y la inafable cinta Horizontes.

De hecho, fue esa cinta lo primero que cargué, y el primer juego al que
jugué fue el cutre machacaladrillos que incluía. Recuerdo llegar a casa
de mis abuelos, en donde me esperaba el resto de mi familia, sentarme
delante del televisor, en la alfombra, conectar los cables a la TV,
sintonizar a manubrio el aparato, y los primeros pitidos de carga de la
cinta. Yo flipaba en colores a ver aquel borde abigarrado moverse al
ritmo de los chirridos. Nunca olvidaré aquellas navidades, que para mí
fueron las mejores que he tenido de chaval (más tarde se repetiría la
historia con un Amiga 500, pero eso ya es harina de otro costal).

¿Y vosotros? ¿Fue algo parecido a esto, o no tuvo nada que ver?

¡Saludos!
Gustavo Javier Fernández Sanz-Siguero
2014-02-02 04:25:04 UTC
Permalink
Voy a aprovechar tu publicación para estrenarme en esto de los grupos "News" que conozco desde los inicios de Internet, en España desde el estreno por parte de telefónica con Infovía, madre mía lo que ha llovido desde entonces ¡ y me da por estrenarme a estas alturas !

Yo la verdad es que no recuerdo tantos detalles de fechas y situaciones, mi primer Spectrum llegó ya en forma de un flamante +2 (El gris), hasta entonces lo único que había conseguido era coleccionar MicroHobbys y soñar con tener algún día una de aquellas maravillosas máquinas, recuerdo que fuimos a comprarlo a un Alcampo que hay cerca de mi casa, no fue un regalo de Navidad y quizás por eso no recuerdo fechas, pero tampoco los primeros momentos y cargas.

Si recuerdo sin embargo mi primer contacto con un ZX Spectrum, un gomas de 48K que vi al subir a casa de un amigo del colegio, el juego que me enseño fue el School Daze y es de imaginar el impacto que supuso para mí, el ordenador ya lo conocía, pues en realidad lo descubrí por que un buen día vi en los buzones de casa una revista que salía de un buzón, era una MicroHobby que su legítimo dueño que debía estar suscrito nunca recibió :-) fue amor a primera vista tanto con el Speccy como con la revista MicroHobby.

Tiempo después de aquello recuerdo subir a casa de otro amigo del barrio y ver cargar el Jet Bike Simulator, bueno bueno, cuando escuché hablar al ordenador con esa voz digitalizada de este juego de Codemasters, yo alucinaba en colores, y cabe imaginar la paliza que pude dar durante años para poder tener uno, es obvio que pasó mucho tiempo, pues el primero que pude poseer ya fue el 128K ya fabricado por Amstrad, antes de eso todo lo que podía jugar era en casa de mis envidiados amigos.

Sin fechas, la verdad es que recuerdos tengo bastantes, como el primer Joystick que tuve con el +2 que fuimos a comprarlo a una tienda que había por Atocha, era un Zero que destrocé jugando al Combat School. Pero son recuerdos sueltos, por que ni idea de lo primero que cargué, creo que alguno de los juegos que venían de regalo con el ordenador, pero que ni me acuerdo cuales eran.

En fin, muchísimo cariño le tengo al Speccy y a esos años maravillosos.
Starbuck
2014-02-03 19:16:39 UTC
Permalink
Post by Gustavo Javier Fernández Sanz-Siguero
Infovía, madre mía lo que ha llovido desde entonces ¡ y me da por estrenarme a estas alturas !
Como dicen, nunca es tarde si la dicha es buena. Lo único que, como
verás, el movimiento por aquí es más bien escaso. La gente ha ido
migrando a foros, aunque para mi gusto resultan mucho más ineficientes e
incómodos para compartir lo que son puros pensamientos, pero en fin, es
lo que hay, yo humildemente me comprometo a seguir pendiente en el grupo
y a ir dando cancha a los diferentes temas que se puedan suscitar.
Post by Gustavo Javier Fernández Sanz-Siguero
coleccionar MicroHobbys y soñar con tener algún día una de aquellas maravillosas máquinas,
Yo recuerdo que, cuando empecé a soñar con un Spectrum, todavía ni
siquiera existía Microhobby. Creo que empecé con la revista ZX, que
estaba funcionando un año antes que Microhobby, pero también sin tener
el ordenador ni nada. Incluso algunos de los anuncios de juegos que
salían creo que venían directamente de inglaterra casi sin traducir.
Recuerdo soñar con el Atic Atac, me encantaba aquella carátula
reproducida en miniatura en un anuncio de la revista, con juegos
clásicos de Ultimate y otros de la època, como Pedro, The Brid and the
Bees...
Post by Gustavo Javier Fernández Sanz-Siguero
pero tampoco los primeros momentos y cargas.
Es que tú ya te lo conocías, creo que el impacto no sería el mismo. Yo
fui el primero de mis amigos en tener un gominolas, y eso no se olvida
(es decir, yo era "el amigo del Spectrum").
Post by Gustavo Javier Fernández Sanz-Siguero
juego que me enseño fue el School Daze y es de imaginar el impacto que supuso para mí,
Yo me compré ese juego cuando todavía valían unas 200 pesetas, una pasta
de aquel entonces para un chaval, y me arrepentí porque estaba todo en
inglés y no me enteraba de qué demonios había que hacer. El juego en sí,
muy guapo, uno de los clásicos, pero como me sucedió con muchos otros,
no le supe sacar el partido. Otro caso similar fue el Pyjamarama, y
juegos similares de Mikro-Gen: sencillamente no les veía la lógica. Y es
que, comparados con los da ahora, los juegos de aquella época eran
crípticos de cojones.
Post by Gustavo Javier Fernández Sanz-Siguero
y cabe imaginar la paliza que pude dar durante años para poder tener uno,
Sí, pobres padres nuestros, la paliza que les dimos, jeje...
Post by Gustavo Javier Fernández Sanz-Siguero
Sin fechas, la verdad es que recuerdos tengo bastantes, como el primer Joystick
Yo nunca tuve joystick, el primero me lo compré creo para el Amiga 500
años después. Claro, era un poco infernal jugar a juegos como Sabre Wulf
o Atic Atac con un mapeo de controles en teclas seguidas, totalmente
ilógico. ¡Bendito "O P Q A Space"!

Loading...